Consejos útiles

Preocupación social

Pin
Send
Share
Send
Send


La ansiedad es una de las condiciones más comunes que todos experimentan. En la mayoría de los casos, este es el resultado de la acumulación de estrés, debido a una serie de factores internos y externos que afectan nuestro estado de ánimo. En este artículo, hablaremos sobre cómo controlar la ansiedad.

La ansiedad es un estado de ansiedad con muchos sentimientos diferentes, pero las personas que lo experimentan a menudo no pueden describir los detalles. Vale la pena recordar que la ansiedad es diferente del miedo, porque el miedo está ligado a algo específico. Además, no es una especie de signo externo, sino más bien una manifestación de un conflicto interno. Por lo tanto, debe comenzar una búsqueda interna de lo que le afecta de esta manera y le complica la vida.

El paso más seguro es pedir ayuda, porque es muy importante entender que no eres tú mismo, y aún más, que no estás loco. Muchas personas experimentan este estado, por lo que considerarte especial o no normal no es la mejor solución.

La ansiedad es característica

Este tipo de ansiedad es una condición que una persona experimenta periódicamente desde una edad muy temprana. En otras palabras, la ansiedad se ha convertido en parte de la vida, y aquí es necesario atraer a un especialista que ayude a controlar tales condiciones cuando se conviertan en ansiedad.

Es extremadamente importante no olvidar que los síntomas de ansiedad pueden superarse sin medios médicos, sino solo con la ayuda de técnicas simples.

Pensamiento positivo

El primer consejo es controlar tus pensamientos. No seas perfeccionistas estrictos, porque te convertirá en una persona muy molesta y, en consecuencia, alarmada. Intente deshacerse del control no solo de sus movimientos físicos, sino también de sus pensamientos. Relájate Deja de preocuparte por el futuro, porque siempre es impredecible. Concéntrese en una vida tranquila en este momento, todos los días.

Haz lo que amas

También se te puede dar paz haciendo las cosas que más amas. En general, las personas que sufren de ansiedad constante dedican poco tiempo a sus actividades favoritas, pero la mayor parte del tiempo se dedica a tareas que brindan poco placer. Entonces, si te gusta leer, caminar, hacer deporte, entonces es hora de comenzar con tus pasatiempos.

Ejercicios relajantes

Puedes ayudarte a deshacerte del estrés a través de ejercicios relajantes, o hacer algo como el yoga si te gusta más. Dichos ejercicios ayudarán a mantener el equilibrio interno, por lo que también se viola el equilibrio externo. Además, serán útiles para la salud de su cuerpo y una apariencia tonificada.

Emociones y humor

La incapacidad para hacer frente a sus emociones y estados de ánimo puede indicar serios problemas en la psique humana. Las emociones pueden dividirse condicionalmente en dos grupos:

  • Positivo Su disponibilidad es apreciada.
  • Negativo Intentan evitarlos.

También se pueden dividir en otros dos grupos: activo y pasivo. Por ejemplo, el miedo puede atribuirse a un grupo negativo y positivo, ya que obliga a una persona a analizar la situación en busca de la amenaza y su evitación.

El estado de ánimo también se puede atribuir a las emociones, pero la diferencia significativa es que son más largas en el tiempo. Las personas que son propensas a la ansiedad social y la depresión están en un estado de ánimo crónicamente negativo y no pueden lidiar con eso.

Los rasgos de carácter personal determinan cómo piensa, siente y actúa una persona. Surgen en la infancia y se fijan en la edad adulta. El neuroticismo se refiere al sistema emocional negativo. Esto significa que si una persona es propensa al neuroticismo, experimenta emociones negativas más fuertes que una persona sana, más vulnerable y vulnerable. Por lo tanto, necesita más tiempo para calmarse. En consecuencia, se hace mucho más daño al cuerpo.

Impacto social y valor relativo

Por naturaleza, somos criaturas sociales con nuestras necesidades y objetivos. Tenemos motivaciones fundamentales para el impacto social (cuando las personas actúan en nuestro interés) y un valor relativo (cuando otros nos valoran). Nuestro sistema emocional nos guía a obtener ganancias y evitar pérdidas debido al impacto social y al valor relativo. Las personas afectadas por la ansiedad social están orientadas a no perder. Son más propensos a la tristeza, el dolor, la culpa y la vergüenza (aunque lo evitan) que el amor, la alegría, el orgullo y el placer.

Miedo a extraños e incertidumbre, hablar en público y comparaciones, conflictos y negaciones.

Esta es la señal más obvia. Los extraños conllevan incertidumbre para esas personas, porque no se sabe qué esperar de ellos. Esto causa miedo y ansiedad.

El miedo a hablar en público surge del miedo a perder el impacto social y el valor relativo (del tercer párrafo). Todo se ve agravado por el hecho de que esas personas temen ser comparadas con otros oradores y perder su valor en su contexto.

Lo mismo sucede con los conflictos. Una persona siente que está perdiendo el impacto social, por lo que intenta evitarlos. Lo mismo se aplica al miedo al fracaso. Es mejor no tratar de familiarizarse en absoluto que negarse.

Personal-público

Dentro de esas personas se encuentra un censor interno, que no les permite expresar abiertamente sus emociones y pensamientos en público. Debido a esto, una persona se siente hipócrita e insincera, lo que significa que es mejor estar en silencio y no expresar emociones en absoluto que experimentarlo. Además, la sociedad presenta algunos requisitos y expectativas, reacciones y juicios. Y dado que la reacción de la sociedad es incierta, se toma la decisión de permanecer inactivo.

Criticando la voz interior

Esta voz suena mucho más fuerte cuando una persona tiene la impresión de que no cumple con los requisitos y expectativas de la sociedad. Esto lleva al hecho de que una persona intenta trabajar sobre sí misma o evitar hacer "cosas estúpidas".

Según las estadísticas, aproximadamente el 7% de las personas en el planeta se ven afectadas por la ansiedad social, aunque casi todas están "enfermas" en un grado u otro. Este problema es tan grave que no se puede recomendar nada como una cura milagrosa. Tienes que trabajar mucho en ti mismo: comprende tu psicología, deshazte de las fobias, abandona tu zona de confort, aprende a comunicarte con otras personas, controla tus emociones y gana confianza. 4Brain puede ayudarte a superar muchos desafíos. Buena suerte

Pin
Send
Share
Send
Send